miércoles, 10 de febrero de 2010

Ollas de Presión, Parte 3: El Primer Uso

"Probar es para reconocer el error, admitirlo y corregirlo. Intentar hacer algo y fallar es mucho mejor que intentar no hacer nada y lograrlo"
~ Dale E. Turner (1917-2006)

Ya tienes tu flamante olla de presión en la estufa y estás listo para hacerte una deliciosa tanda de frijoles o lentejas, felicidades; sin embargo, primero hay que hacerle una prueba.

¿Por qué? Primeramente, cuando se usa una olla presto por primera vez se tiene que poner sólo con agua, para sellarla. Segundo, una prueba te dará una idea de cómo trabaja la olla con tu estufa, qué tan rápido se presuriza y cuánto calor se necesita para mantener esa temperatura.

Preparación

Antes que nada, sigue estos pasos:

a) Examina la olla cuidadosamente. Que no haya agujeros, daño estructural, raspones muy profundos, etc.
b) Asegúrate que el sello de la tapa esté en buen estado. Si no lo está, reemplázalo.
c) Revisa la salida de aire de la tapa y el mecanismo de seguridad.
d) Asegúrate que la olla esté limpia. Si es nueva lávala con agua caliente y jabón para quitarle cualquier residuo de fabricación.

Después de eso, necesitarás:

- Un reloj con segundero.
- Taza medidora
- Agua
- Lápiz y papel
- La olla de presión (por supuesto)

La Prueba

Echa dos tazas de agua en la olla de presión y cierra la tapa. Ponla en el fuego hasta que esté a alta presión (ésto es, que pongas la tapita sobre la válvula de salida y comience a bambolearse). Anota este tiempo.

*Importante*
Quisiera detenerme un momento para hacer notar que los tiempos en las recetas se cuentan a partir de este momento. Una vez que el indicador de presión de tu olla te indica que se ha llegado a la presión de trabajo comienza a correr el tiempo que diga tu receta.

Ahora bien, una vez que llegue a esta temperatura, ajusta el fuego a lo menos posible para que mantengas la presión (que no deje de bambolear la tapita o que tu regulador de presión se mantenga al máximo o que te indique que está a la máxima presión de acuerdo a las instrucciones de tu fabricante).

Ésto te va a tomar algunos intentos antes que encuentres exactamente el punto que mantiene la presión y uses la menor cantidad posible de gas, por ejemplo, en mi estufa es con la aguja exactamente a las 6 en punto en mi quemador estándar.

Cuando mantengas la presión por 5 minutos, toma nota de la posición de la estufa con un pedazo de cinta diurex o haz un diagrama en tu papel. Deja despresurizar la olla por sí misma, para ver cuánto tiempo se tarda.

Ahora, para determinar cuánta agua va a ventilar tu olla mientras que cocina alimentos con tiempos de cocción más largos (como estofados o pollos enteros), repite los pasos anteriores pero deja la presión por 30 minutos; sin embargo, en vez de dejar que se despresurize sola, con mucho cuidado levántala y ponla en el fregador, báñala con agua fría pero no le quitas la tapita ni presiones la válvula, sólo ponla en el chorro de agua fría; lo que falte de tazas de agua es lo que usará tu olla para cocinar por 30 minutos. A esto se le llama despresurización por agua fría.

¿Cómo sé si salió mal?

Fíjate que no haya gorgoteos o que haya vapor escapándose por otro lado que no sea la válvula reguladora de presión.

En las ollas de primera generación se pueden formar algunas gotas de agua alrededor de la válvula mientras que la olla llega a la presión de trabajo. Esto es normal y se detendrá una vez que se alcance dicha presión.

Puede suceder que la olla simplemente no llegue a la presión de trabajo. Apágala, enfríala y revisa el empaque, reacomódalo e intenta otra vez. Si la olla aún así no llega a la presión checa las otras partes de hule, no debe haber ninguna sección agrietada; si es nueva llévala a garantía.

Si tienes vapor o gotas de agua en la periferia de la olla debajo de la tapa apágala inmediatamente y utiliza el método del agua fría (descrito arriba) para ventilar el gas, puede ser que el empaque esté fallando o, en su defecto checa la tapa y el perímetro de la olla para que no haya golpes o heridas.

Ojo, si hay golpes o heridas en el borde de la tapa o en la base de la olla tírala; no intentes repararla.

¿Algo más?

Si claro, si tu olla es nueva es posible que necesites curarla. La olla se "cura" antes de preparar en ella cualquier alimento para consumo humano, esto es recomendable para eliminar completamente todos los residuos de fabricación y para sellar la olla. Sigue las instrucciones en su manual para hacerlo.

En el evento que no traiga instructivo, llénala a 2/3 partes de su capacidad y echa media cebolla, media barra de mantequilla y un cuarto de taza de vinagre, ponla a que trabaje por 45 minutos. Luego apaga el fuego y deja que se despresurice sola.

!Saludos!
Atte,
El Kushiage
~ ¿Quién dijo que la cocina era fácil?

PD. Éste es el post número 200 de éste humilde blog, muchas gracias a todos los lectores.

11 comentarios:

  1. 200 posts!!! muchas felicidades mi brochetita!! :D <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, puse a curar mi olla según las instrucciones del fabricante (con vinagre) y vinieron los vecinos de todo el edificio a tocarme preguntando que si no me olía a gas XD.

    !Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Muy Utiles los consejos!

    ResponderEliminar
  4. Yo también cure mi olla. Llego mi hijo y casi volvió el estomago por el olor

    ResponderEliminar
  5. mucho rollo y no entendi como se cocen mis frijoles mejor lo hago yo

    ResponderEliminar
  6. Saludos anónimo,

    Si algo no te quedó claro, por favor ayúdame diciéndome qué es para corregirlo.

    !Gracias por el comentario y feliz año!

    Atte,
    El Kushiage

    ResponderEliminar
  7. Muy bien explicado todo, creo que lo unico que se necesita es leer y comprender, gracias por sus consejos.....

    ResponderEliminar
  8. Todo esta muy bien explicado, creo que solo hay que leer muy bien y comprender lo que se esta leyendo. Gracias por sus consejos.

    ResponderEliminar
  9. !Oh vaya, muchas gracias Darfeministerios!

    Si sienten que hace falta algo por favor háganmelo saber :)

    Atte,
    El Kushiage

    ResponderEliminar
  10. Hola! yo soy una novata de la olla de presión y de la cocina en general jeje, la verdad es que cada vez que uso la olla esta me acuerdo de todas las historias de terror que he escuchado y me da un poco de inseguridad, pero bueno... hay que usarla correctamente para que se acabe ésto y por eso agradezco tu post. Mil Gracias!

    ResponderEliminar
  11. Saludos Eli.

    Honestamente que bueno que recuerdas esas historias de terror, nos enseñan que las medidas de seguridad están ahí por algo y que siempre hay que tenerle respeto al aparato. Me da gusto que te haya servido, cualquier cosa que creas que haga falta por favor dímelo.

    !Saludos!
    Atte,
    El Kushiage

    ResponderEliminar